¿Quién es Orisha Orula?

By Mano de orula
In astrologia
Apr 15th, 2018
0 Comments
144 Views
Orula es la divinidad principal del iniciado en la Osha-Ifá, representa la sabiduría, la inteligencia, la elocuencia, la sencillez, la picardía y la astucia utilizadas para vencer al mal y a la muerte. Orunmila como también se le conoce fue testigo de la Creación y de la elección del destino que escoge el espíritu antes de encarnar el cuerpo biológico del los humanos. Por ello tiene el título Orunmila eleri-ipin ibikeji.
“Orula elerí ipínIré keji Olodumare Onatumo agbedebeyo Alapa siyan iwi Oduduwa Aché ishe miní, Orula somo somo Orula Iboru, Orula Iboyá, Orula Ibosheshé”.

Pataki: La Guerra entre Abita y Orula

En esta pequeña historia conoceremos sobre la gran batalla entre el bien y el mal, de cómo Orula se erigió como el principal de los Orishas.
Abita, orisha que representa el mal, quería medirse con Orunmila pues cada vez que Abita perjudicaba a alguien con sus trabajos, Orunmila lo salvaba.
Entonces Abita preparó a todos sus adeptos, los hechiceros Ashumulei  para derrotar a Orula y  lo retó para pelear.
Orunmila hizo osorde y se vio éste Ifá. Preparó el ebbó para la lucha y llamando a su ayudante Ogún se hizo ashinimá y mandó a Ogún al monte a buscar ewé yilobo que era el único que derrotaba a Abita.
Orunmila le dijo a Ogún entoneces: -Déjame pelear solo, mi última arma la emplearé si Abita juega sucio en la lucha.
El día de la batalla llegó, se dio un viernes que es día de perturbaciones. Ambos comenzaron a pelear y a hacer varias hazañas, pero Abita tenía un iyeká (un polvo maléfico) y cuando Orunmila estuvo descuidado se lo sopló y éste cayó al suelo.
Todos los secuaces de Abita cantaron y bailaron pues según ellos Orunmila estaba Ikú (muerto), lo metieron luego en su casa y se reunieron el día sábado para acordar lo siguiente:
  1. Hacer todo lo posible porque Orula no reviviera.
  2. Si Ela volvía en sí,  no lo dejarían levantarse.
  3. Si Ela se levantaba,  no lo dejaran llegar a su tablero para que no pudiera llamar a los Imolé del cielo.
Abita y todos los Ashumuleí estaban de guardia y llamaban a todo el mundo para que vieran a Orunmila que estaba Ikú. Orunmila que no estaba muerto pues el ashinimá que había hecho lo había evitado y el iyeká sólo lo había adormecido. Cuando menos lo esperaban, un domingo Orunmila recobró el conocimiento y agarrando el gajo de pomarrosa (ewé yilebo) que tenía a su lado, entonó el siguiente canto:
“Ewé Yilebo Iguí Deré Iná Bakuaré Korawó Korawó Iná Bakuré Oye Oye Nilé Awó”.
Orunmila es como la pomarrosa, un árbol duro que el fuego de la brujería ataca pero no puede con él; la brujería se va de la casa del Awó.
Y según cantaba golpeaba a los Ashumuleí  destruyéndolos a todos y venciendo definitivamente a Abita. Al ver esto, no le quedó más remedio que aceptar que fue derrotado y que con Orunmila no podía, pues Orula  era Apataki Imalé Alakaiyé, es decir, el principal de los Orishas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: