Oyekun kana

By Orula
In
Aug 27th, 2014
0 Comments
278 Views

Patakín:
Era un niño muy travieso, malo y cabeza dura y hacía lo que nadie deseaba que él hiciera. Al niño lo aconsejaba mucho su mamá pero él no le hacía caso. Un día el pilluelo se fue al monte, cosa esta que le estaba prohibida por sus padres por el gran peligro que representaba y que allí corría. Allí le llamó la  atención un arbusto que era del mismísimo dios del monte, destrozándolo; y el dios contemplando semejante acto, lo encantó y lo encerró.
Elegba al ver lo que sucedía, envió al owunko a proteger al niño y al llegar al arbusto el owunko, con sus astas dañó la otra parte del mismo y el dios creyó que era el mismo muchacho y se enfureció más aún; pero ayaguna, la representación de Oduduwa hizo su aparición y le dijo al dios del monte: “no fue el niño sino el owunko” y acusaron al mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: