Iroso Ogunda

By Orula
In
Sep 3rd, 2014
0 Comments
712 Views

Patakín:

Ocurrió una vez que Obatalá estaba sembrando uvas con la idea de alegrar el corazón de sus hijos. Pero de pronto se le apareció el diablo, que le preguntó: ¿qué haces?, y Obatalá le contestó, sembrando un árbol que alegre el corazón de mis hijos. Yo también te ayudaré, dijo el diablo, espérame que vuelvo enseguida. El diablo desapareció en un agujero de la tierra, volviendo luego con un abo, un elede, un sheguele shegue. Mató esos animales junto a los nuevos árboles, de manera que la sangre se impregnará bien en la tierra y llegase a las raíces de los árboles de uva. Luego contento de su obra volvió a desaparecer.

Obatalá se asustó y casi con miedo dijo mirando a los árboles, ¿qué les pasará a los hombres que beban del líquido de estos frutos?, pronto pudo saberlo, los animales sacrificados en aquella ocasión mostrarán su carácter en las consecuencias del que tome el vino, producto de esta viña. Los hombres que beban el vino de esta viña en poca cantidad se volverán dulces y mansos como un carnero. Si toman más se volverán fuertes y valientes como un león.

Si bebían demasiado se sentían al principio como un tigre y luego se revolcaban en el suelo como cerdos y por último ridículo y vergonzosos como un mono.

Contenido relacionados

  • pataki oggunda roso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: