Iroso Sa

By Orula
In
Sep 2nd, 2014
0 Comments
1109 Views

Patakín:

Obatalá estaba enfermo y se le estaba cayendo la casa, entonces fue a mirarse con Orunmila y le salió este Ifá: Iroso Sa o zunzún y le dijo que hiciera ebbo con tres gallos, un pájaro zunzún, cuatro palos, cuatro muñecos, una casíta, eku, eya, epo y $16.80 pesos y que fuera al monte a buscar las cosas, pero que tenía que pagar los tributos al monte.

Obatalá no hizo caso y se metió dentro del monte y después de terminar largo trecho, se encontró con Elegba y le contó lo que le había dicho Orunmila y que lo ayudara a buscar las cosas del ebbo. Obatalá reanudó la marcha junto con Elegba y al caminar cierta distancia se encontraron con Oggún y Obatalá le contó lo mismo que a Elegba y a su vez le pidió ayuda; acto seguido se nubló el tiempo y empezaron a caer truenos y apareció Shangó y Obatalá le contó a este lo mismo que a Elegba y a Oggún, y los cuatro prosiguieron la marcha.

Dentro del monte se apareció Osain y este dijo: ¿quién les ha dado permiso a ustedes para entrar en mi casa?, nadie le contestó y siguieron todos caminando sin hacerle caso, pisando plantas y tumbando árboles. Obatalá regresó a su casa con todo lo del ebbo y con sus acompañantes, pero no hizo el ebbo y se quedó profundamente dormido y un extraño ruido lo despertó y al mirar para la esquina de su casa, ésta empezó a caerse, así como el techo y al mirar hacia la otra esquina, ésta también había empezado a caerse.
Obatalá asustado se impresionó y se enfermó y fue urgentemente a casa de Orunmila y le contó lo sucedido y Orunmila le contestó así: esto te ha sucedido, porque no hiciste caso y no hiciste el ebbo, y entonces Obatalá rogó a Orunmila que lo salvara. Orunmila le hizo el ebbo y antes de cerrarlo le dijo: esto te ha pasado también por no pagarle el tributo al monte y el no hacer el ebbo que te marco Ifá, hasta este momento te sientes mal y se te cae la casa.

Esos personajes que tienes en la casa tienen hambre, mira dale un gallo a cada uno en la esquina de la casa con cada uno de los palos del ebbo, págale tres centavos y dale un pájaro zunzún a Osain en el monte. To Iban Eshu.

Obatalá después de hacer estas recomendaciones empezó a sentirse mejor y su casa ya no se le caía más. Fue donde Orunmila y en agradecimiento le dio una chiva a Orunmila, se arrodilló y le rindió moforibale y dijo: Orunmila contigo no hay quien pueda.

Contenido relacionados

  • que eshu bajo en el signo iroso sa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: