Iroso Yeku

By Orula
In
Sep 6th, 2014
0 Comments
1363 Views

Patakín:

En este camino había una persona que estaba bien al extremo de que todos lo envidiaban, tenía muy buenas ropas para su uso. Donde la muerte no hacía más que mirar la capa que dicha persona tenía puesta. Una noche vino Ikú, tocó a la puerta, preguntándole a su mujer por la persona, dándose a conocer. Donde la mujer contestó que el hombre estaba durmiendo y no quería despertarlo.

El hombre sintiendo ruidos contestó y la mujer lo mandó a callar. Él se opuso diciéndole que Ikú era su amiga. Cuando salió Ikú le quitó la vida, le quitó la capa y se tapó con ella y fue a sentarse a la plaza de Obatalá. Según iban llegando los arrieros y compradores, se alejaban dando gritos despavoridos. Tal fue el pánico, que Orunmila intervino preguntando la causa de tanto alboroto. Cuando se lo contaron Orunmila se proveyó de un eruke y una abebo adie prieta, fue a donde estaba Ikú y le dijo: ¿Ikú qué haces aquí?, vete a tu destino. Dándole la abebo adie prieta y fue así como Ikú se fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: