Iwori Boka

By Orula
In
Aug 26th, 2014
0 Comments
733 Views

Patakín:

Había dos amigos que trabajaban juntos en el campo y como es lógico vivían en diferentes casas respectivamente con sus mujeres; uno de estos hombres no podía tener hijos, por ser estéril, cosa que desconocía su mujer. Un día la mujer de este hombre fue a ver a su marido al campo donde trabajaba y allí conoció al amigo de su esposo, enamorándose del mismo y debido a esto comenzó a visitar con frecuencia aquel lugar y en una de esas visitas, hubo de entenderse con aquel hombre, quedando en estado de gestación.

El marido de ella, enterado del asunto y sabiendo que él no podía engendrar y que por lo tanto ella lo había traicionado, la mató. La occisa, que era ahijada de Orunla, estaba advertida por éste que se cuidara de traicionar, porque la podían matar y Orunla debido a esto le había marcado rogación.

Cuando la misma había recibido ikofá, marcado por este Ifá; pero ella se abandonó y no hizo nada. El matador fue preso y al cabo de algunos años, su amigo fue a visitarlo a la prisión y le pidió perdón por haberlo traicionado con su mujer; el preso lo perdonó y le dijo: esta vez te perdono, pues ya pronto saldré de aquí y me voy a casar con una mujer, la cual conocí cuando nosotros trabajábamos juntos, ella se ha portado muy bien conmigo y a espaldas de su esposo cada vez que ha tenido tiempo ha venido a visitarme y está decidida a dejar a su esposo.

Los dos amigos conversaron y al poco rato volvieron a caer en el tema de aquella mujer, donde el que fue a visitarlo le preguntó por su nombre; éste se lo dio y aquel hombre comprendió entonces que era el mismo nombre de su mujer por lo que habilidosamente le preguntó por la dirección de dicha mujer. El preso le dio la dirección y era la misma de su casa, por lo que el hombre comprendió la traición de su mujer, calló y de inmediato cambió el giro de la conversación, para que el preso no sospechara nada, retirándose de allí muy alegre y contento.

Este hombre se puso al acecho y comprobó todo lo que el preso le había dicho con relación a su mujer y cuando soltaron al preso, este se puso de acuerdo con la mujer y esta habló con su marido y le dijo que no deseaba vivir más con él y que se iba a vivir sola. Como esta mujer no fue sincera, ni le dijo la verdad, cuando el que estaba preso fue a buscarla, el marido le salió al paso y lo mató, después mató a su mujer y posteriormente murió en la prisión de abatimiento y trastornos estomacales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: