Iwori Osa

By Orula
In
Aug 26th, 2014
0 Comments
285 Views

Patakín:

En la tierra bokun akoba vivía un awo llamado bereni awo, el cual dirigía aquella tierra con mucha sabiduría, a pesar de ser aquella tierra de luchas y de tropiezos porque cada cual deseaba hacer las cosas como deseaba para su provecho propio. Además allí vivía Owunko que se llamaba igual que aquella tierra bokun akoba el que tenía tratos secretos con Ikú.

Owunko bokun akoba visitaba todas las casas y pasaba la noche donde esta le sorprendía, y la gente de aquella tierra moría con mucha facilidad y rapidez y Elegbara vivía preocupado por eso y todo lo demás que estaba sucediendo en esa tierra y siempre estaba rogándole a Olofin: “Elegba mamashe mío baba Olofin omo kinshe mamashe mío Olofin baba omo kinshe omi”.

Bereni awo que era la oyugbona de Elegbara lo oyó llamando a Olofin y se puso en camino y cuando llegó le hizo osode a Elegbara y le vio este Ifá, donde Elegbara y las demás gentes de aquella tierra estaban débiles. Bereni awo le dijo: la culpa de todo esto la tiene Owunko y él tiene trato con Ikú para acabar con toda la gente de esta tierra bakun akoba y se salvarán él y sus hijos. Bereni awo cogió ewe piñón de botija, rompe saragüey, salvia, tábano y borraja e hizo omiero y le dio un osiadie a Elegbara y lo bañó con eso y Elegbara se sintió fuerte, donde Bereni awo le dijo a Elegba: vamos a recorrer esta tierra bokun akoba para encontrar a Owunko. Elegbara le contestó: esta tierra es muy grande, ¿cómo sabremos dónde está?; Bereni awo le respondió, lo vamos a saber por la peste que tiene, es por ella que Ikú sabe guiarse en la tierra bokun akoba y cuando él grita de noche llama a Ikú para que venga a llevarse a la gente de esta tierra, ellos se pusieron en camino e iban cantando: “arikiti dide Elegbara odara omo okuo lona añañafun owunko weweni omo bokun”.

Después de estar caminando un rato, lo encontraron por la peste y Elegbara le dio de comer obi rayado con awado e ishu y le dijo: ven que voy a vestirte bien bonito para la fiesta que vamos a dar. Cuando Owunko estaba de lo más contento Bereni awo le dio a tomar oti con etubon y al poco rato Owunko comenzó a estornudar fuerte y cubrió a Elegbara con el obi rayado, awado e ishu que había comido y lo que botaba tenía mucha peste. Entonces llego Ikú atraído por la peste del Owunko, pero vio que Bereni awo lo estaba matando y se lo daba a Elegbara y cantaba: “Owunko Ikú oku boro boro ota Elegbara oba oba ona yale Eshu”.

Ikú se asustó y se fue de aquella tierra, pero cuando se iba se llevaba a mucha gente; donde Bereni awo salió al camino e iba donde toda la gente y la bañaba con los ewe y el osiadie y le hacía oparaldo y les decía: los hijos de Owunko que viven en esta tierra tienen que dárselos a Elegbara y más nunca pueden tener Owunkos en sus casas, solo cuando se los vayan a dar a los santos y así Ikú no acabará con ustedes y vivirán con más salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: