Odi Fumbo

By Orula
In
Aug 23rd, 2014
0 Comments
355 Views

Patakín:

Aguema era hijo de Obatalá y lo quería mucho y Obatalá lo enteró de todos sus secretos. Aguema a cada rato iba escondido de Obatalá, al pie de todos los árboles y hablaba con ellos y les decía que Obatalá los mandaba, y los árboles le daban sus secretos menos ou. Aguema salió un día escondido y fue a inle de Yewa y se puso a hablar con Ikú y lo único que le dijo fue: cuando salgas te encontrarás con Ekute. Este salió corriendo y se encontró con Ekute en shilegun, Aguema le dijo a Ekute que Obatalá estaba buscando un criado para que le llevara todos sus mandados y le dijo: pero tú tienes que jurar conmigo que tú probarás de todas las comidas y que me entregarás todos los mandados. Ekute le dijo que si y Aguema le dijo: pero este juramento hay que hacerlo al pie de los árboles. Ellos fueron y cuando estaban jurando, Aguema cantaba: Ofori Ikú yeniyere yeniyere Ikú yeniyere ona.

Salieron caminando para donde estaba Obatalá, este vivía en inle aye, cuando llegaron Aguema le dijo a Obatalá: baba yo le traigo a mi hermano, él será buen hijo con usted, como yo lo he sido. Obatalá lo recibió bien y le dijo a Ekute: que Aguema te enseñe todos mis secretos y todo lo de mi casa. Aguema le enseñó a Ekute todos los secretos de Obatalá. Aguema le dijo a Obatalá, me voy para abeyere, esta era la tierra donde vivía el secreto de Obatalá y cuando ella llegó al secreto se puso a cantar: Ekutele eguana eguana contreo ogoriku yenyere yenyere Ikú yenyere ona. Enseguida salió corriendo Ekute para donde estaba Aguema, Ekute le dijo, estoy probando todas las comidas y todo el mundo está enfermo. Baba está enfermo de la cabeza con muchos dolores. Obatalá que todos los días hacía varios sarayeyes y ebboses, kobori para quitarse aro, ano, ofo, Ikú, pero Ekute se llevaba todos los ebboses arayeye kobori, para donde estaba Aguema y este los enterraba al pie del guao. Cada día en las tierras de Obatalá las enfermedades eran mayores, porque Aguema no cesaba de andar con sus secretos ya que él quería ser el dueño del mundo. Orunmila mandó a buscar a Shangó y a Eshu y les preguntó: ¿hace mucho tiempo que ustedes no saben de Obatalá?, ellos le dijeron que no sabían de él. Entonces Orunmila dijo: bueno hay que mirarlo para saber si está enfermo o está bien. Orunmila comenzó a mirar a Obatalá y salió la letra Odi Fumbo y enseguida mandó a Elegua que cogiera aikordie meta y se la pusiera en la leri y saliera con Shangó para donde vivía Obatalá.

Cuando llegaron los dos mensajeros de Orunmila vieron que en la tierra de Obatalá existía una gran epidemia y le dieron foribale. Shangó se tiró al ratón y le dio la cabeza a Obatalá y salió corriendo con Elegua para la calle y llegaron donde estaba el secreto de Obatalá. Shangó empezó a echar candela por todos aquellos alrededores. Elegua se tapó la cara con aikodie, se envolvió su cuerpo con ileke y el camaleón se enamora de él creyendo que es una hembra, por los distintos colores que vio. Elegua se le tira con Shangó y se lo llevan a Obatalá.

Elegua fue a dar cuenta a Orunmila y vinieron los dos nuevamente donde estaba Obatalá y le hicieron ebbo y cuando se iban envolviendo el ebbo Orunmila decía:

Ikú shotudede Ikú nafo
Aro shotudede aro nafo
Ofo shotudede ofo nafo
Eyo shotudede eyo nafo
Ona shotudede ona nafo.

Y le entregó el ebbo a Elegua y cantaba: umbaroro loya eshonara. Elegua salió corriendo con el ebbo y mientras que Elegua iba corriendo con el ebbo Orunmila cantaba:

Eshu Eshu huayo mamakeño
Eshu odara kikiño awo.

Cuando Elegua fue a poner el ebbo al pie de la mata de ou, empezó a llover y el mismo cantaba:

Ashu agua tete
Junto con Shangó.

Nota: en esta historia el Osain está dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: