Odi Wori

By Orula
In
Aug 22nd, 2014
0 Comments
533 Views

Patakín:

En la tierra obaoyu inle, vivía un awo llamado omologu, que era Odi Oro, el cual se dedicaba a trabajar malo. Él no tenía fronteras con el daño que hacía, pues por dinero era capaz de hacer el daño más atroz con razón o no. Él era muy temido por su poder en aquella tierra, como en las demás tierras circundantes y todos lo odiaban por su proceder. Comenzó a vivir con Yekun, que era hija de Inlé y este la quería mucho, pero él la hacía sufrir demasiado, donde ella iba todos los días a la orilla de ile ibu a llorar su desgracia y allí le daba cuenta a Oro, pues en el fondo ella lo quería.

Un día que ella estaba allí, vio como sus lágrimas al caer en el agua del ibu se transformaban en bellas matas florecidas de blanco y de entre ellas surgía una figura que brillaba fulgurante como un tornasol de colores y le dijo: yo soy aina, el espíritu concentrado de padre Inlé, y ya estoy cansada de verte sufrir tanto, voy a arreglar tus problemas. Entonces cogió a Yekun Omo Inlé y la metió junto a ella en el ibu, mientras cantaba el siguiente suyere: Yekun omo inle sokun, sokun yere ojuero, agbotan bi ojuero ashe ashini lele ojuero aina iya inle. Donde ella dijo, de ahora en adelante nadie te verá más ni te hará sufrir. En esta tierra serás la representación de tu padre y mía, y en la tierra esta flor de agua será la representación de tu espíritu.

Cuando awo omologu, Odi Oro, vio que su obini Yekun había desaparecido y le contaron lo que había acontecido en el ibu, él fue hasta allí y empezó a maldecirla, pero cuando miró para el agua, sus maldiciones lo alcanzaron y quedó ciego. Él allí mismo empezó a rogarle a Orunmila y se hizo osode, donde a tientas pudo palpar este oddun y lloró amargamente al darse cuenta de todas las maldades que había hecho y que había perdido a su obini para siempre. En medio de su llanto oyó una voz que le decía, Odi Oro, ya no estoy a tu lado, pero aún te quiero y te perdono el mal que me hiciste. Y el espíritu de Yekun le entregó el secreto de ajuero para que volviera a ver, y aina le entregó su bendición, y así dejó la maldad para convertirse en awo de bien, solo se dedicó a curar a sus semejantes, llevando el bien por toda la tierra con el ashé de aina y el secreto que Yekun le había enseñado.

Nota: en este Ifá se prepara el secreto que es la cazuela de Yekun de la siguiente forma: en una cazuela de barro se pinta la atena siguiente: Oshe tura, Odi Oro, Okana Yekun, Okana Sibilari, Otura She y los 16 meyis. Encima de todo se le da eyerbale de akuko y eyele okan, entonces se le echa agua y 17 monedas y se reza a aina inlé y a los signos que se pintaron. Entonces se mete una pieza hecha de caracol, cobo o kinkobe que sea tornasolada, llamando bien a aina y se le mete dentro bastante ojuero, se paga. (se refiere al derecho).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: