Oyekun Iroso

By Orula
In
Aug 28th, 2014
0 Comments
471 Views

Patakín:
En  una ocasión Obatalá iba montado en su caballo viajando de un pueblo a otro cuando su caballo se rindió por  fatiga; entonces Obatalá se bajó del caballo con intenciones de matarlo, sacó su machete para ejecutar la obra, pero se apiadó del animal y siguió su camino.
Cuando había caminado algunos pasos viró y le cortó el rabo, emprendiendo nuevamente la marcha. Mientras esto sucedía, los soldados de  un rey que vivía por esa zona, observaron la escena y siguieron a Obatalá, que iba echándose fresco con el rabo del caballo y así ahuyentando a la muerte.
Cuando Obatalá había caminado un largo trecho cayó desplomado y cuando los soldados llegaron junto a él, lo  encontraron desmayado. Los soldados lo cargaron y lo llevaron al palacio del rey, al llegar a palacio y el rey ver  las condiciones en que estaba Obatalá, ordenó que le siguieran pasando el rabo para alejar la enfermedad y la  muerte de ese pueblo. Cuando Obatalá se recuperó, empezaron a rendirle moforibale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

facebook comments: