El Awó no se compromete porque los compromisos se vuelven contra él