Saltar al contenido

Odi Oshe – Odi She

Tratado enciclopédico de Ifá
Odi Oshe
Odi She

+
I I
O O
I O
O I

Descripción del oddun.

Señala infidelidad en la mujer. Hay que hacer ebbo para nacer y para no morir antes de tiempo. Hay que darle de comer a la tierra. Aquí fue donde la adie al poner los huevos creía que a los tres viernes sacarían pollos, sin saber que la cochinilla y demás eshishi le comían sus posturas por debajo, ella pasó mucho tiempo echada y no pudo sacarlos. Ifá de las cochinillas. Marca robo bajo, bajo. En este Ifá la adie tuvo 6 jio jio y entre ellos uno era dun dun al que le cogieron envidia y discutían sobre el akuko dun dun.

La persona tiene que vivir sola pues sus hermanos lo destruyen. Nace que la persona no quiere al ángel de su guarda pues desea ser hijo de otro santo. Ahí está su atraso, pídale perdón al ángel de su guarda. Hay que darle de comer a
Los Oshas y a los eggun. Marca atraso en general. Marca enfermedad del estómago. Marca problemas renales y endocrinos que no le dejan tener hijos. Se vive a merced de la guerra y de la brujería. En este Ifá se duda de la moral del hombre. Se padece de estreñimiento y se sufre de trombosis. Lo malo está dentro de su casa. En este Ifá a los hombres se le aguan los ojos y lloran, pues aquí el akuko lloró por lo que le hicieron sus enemigos y Orunmila al ver que eran tan buenos los ayudó. En este Ifá la adie no se casó con el akuko, la primera vez que se caso fue con el faisán. Este Ifá destruye a las personas y para poder vencer tiene que ser un oba.

Si vives en el último cuarto de tu casa, echa agua antes de salir del mismo, pues hay un eggun que lo mortifica. El awo de este Ifá debe de tener una sola obini y ofikale trupon con ella todos los días. Hay que darle de comer a los cuatro signos cardinales de Ifá, para controlar a los eggun que se le acercan.

Ifá fore: todo es inmejorable.
Intori Ikú: hacer ebbo y echarse fresco con un iruke para espantar a Ikú.

En este Ifá la etu sacó a los hijos de la adie. En este Ifá lo pare una y lo cría otra. Hay que mudarse tres veces de casa y no se puede vivir en alto. Aquí duelen la planta de los pies. Se hace ebbo con dos pollonas que no hayan conocido akuko. Este Ifá es para atrás y para delante, un día mejor y otro atrasa. Cuidado con el cónyuge que usted tuvo no lo desprecie, pues en este Ifá se regresa al pasado. Hay que vivir con cónyuge religioso. Se padece de dolores en las coyunturas, no se vive en casas húmedas. Hay un familiar suyo que hay que hacerle Osha a la carrera. Cuidado con robos. Usted ha tenido dos matrimonios. Donde trabaja está robando bajo, bajo. Cuidado cuando lo descubran no lo quieran involucrar en el mismo. Odi She: iré meta umbato ollu oro. El primero llueve prendas de oro; el segundo ropa y seda y el tercero machetes, flechas y fusiles. Aquí fue donde Orunmila se hizo fuerte.

Ewe del signo: zarzafrán.

Obras de Odi She.

Ebbo: akuko, 2 osiadie grandes, cochinillas, eñi maro.

Ebbo para ponerle al ángel: adie meyi, eyele meyi, ekru, olele, acara, owo megua.

Ebbo: akuko, adie meyi, anzuelo, una tarraya, eku, owo la mefa.

Rezos y suyeres.

Rezos: ediche acoto iche odafun amale odafun Orunmila ochori oladafun Oshún igui abache guin oni onle acocs eyele ideba irere che idicha adifafun oloche Olofin ruru turu illa intori obini tchire leche ibibache quin ñami adifafun amatoto alufaro nin kaferefún Oggún eyele lebo bagazos de maíz eyele eure lebo.

Dice Ifá Odi She.

Que usted ha venido por aquí porque ha perdido mucho dinero y esa pérdida la que ha tenido, porque usted ha negado el ángel de su guarda, pídale perdón no le falte, a los mayores, tenga cuidado con una hinchazón en las piernas; usted tiene que cuidar mucho a la familia, tan pronto uno se enferme; Oshún quiere que usted le pague todo que usted le debe porque si no seguirá desbaratando sus cosas. Usted no duerme bien, sueña con cosas malas, su mujer le es infiel, tenga cuidado con un robo. Usted o uno de su familia tiene que hacer santos, dele gracias a Oshún y a Oshosi, su mal de usted está en las coyunturas, su casa es húmeda, ustedes por un milagro están vivos. Y si usted no quiere perder otra suerte tiene que tener que hacer ebbo andes de oddun meta. Usted tiene un familiar muerto que tiene que mandarle a hacer una misa, y dele de comer ebbo.

Refranes:

1.- Absuelto por falta de pruebas.
2.- Si un querido me bota me busco otro.
3.- El río arrastra a la persona adulta cuando no conoce su peso.

Relación de historias o patakines de Odi She.

1.- Los huevos de la gallina.

Patakín:

La gallina ponía todos los días sus huevos, creyendo que a los tres viernes sacaría sus pollos, pero sus enemigos la cochinilla y las lombrices y los demás insectos le picaban sus huevos dejándoles completamente vacíos, la gallina cansada de estar encima de sus huevos un día se levantó y fue a casa de Orunmila. Y este le dijo que hiciera ebbo con 5 huevos, lombrices, un gallo y dos pollones. Esta así lo hizo y desde entonces ella adquirió vista, y cuando iban los insectos a picarle ella los veía y los mataba, y es por eso que desde cuando la gallina está echada pica.

2.- La boca mató a la cabeza.

Ebbo: akuko, adie meyi, epo, awado, un poco de comida cocinada, tierra de los zapatos, tierra de la puerta de la calle, tela de distintos colores, ropa usada, tres flechas, un machete, owo la meyo.

Patakín:

Había una vez un cazador que estaba descansando de su fatiga a la sombra de un corpulento árbol, el hombre meditaba sobre lo infructuoso que había sido aquel día de cacería.

Nada logró a pesar de su tristeza, aquel hombre se mordía sus entrañas. Desesperado volvió a su choza cuando a los pocos pasos se hubo de detener horrorizado ante una cabeza humana que parecía haber sido degollada. Ante el temor, todo aquel bosque pareció más silencioso que nunca, tal era así que no se escuchaba ni el dulce canto de las aves que en ocasiones lo acompañaba en su soledad. A aquel hombre la sangre de su cuerpo le helaba sus venas y sobrecogido de espanto frente a la cabeza humana murmuró en su interior: ¿quién habrá dado muerte al hombre cuya cabeza tengo a mis pies? Como si hubiera oído la cabeza comenzó a hablar. Desconcertado y medio muerto de angustia, no tanto por lo que veía sino por lo que oía, el hombre quiso volver a sus pasos pero la curiosidad lo hizo volver a interrogar a la cabeza parlante.

¿Quién te dio muerte? Y la cabeza replicó: la boca. Con alas por pies, inconsciente de cuanto lo rodeaba, llegó el joven cazador al poblado en el cual el vivía, cabizbajo se dispuso a descansar y olvidar aquel desagradable suceso. Mas un anciano, a la par que se recreaba en su sucia y mal oliente pipa, le habló en estos términos: ¿qué te ha pasado que no traes a tus espaldas la caza que te servirá de comida? y el inexperto jovencito respondió: después de un penoso vadear riachuelos donde los animales apagan su sed, subí a los montes donde el poderoso ekun tenía su guarida sin que mis flechas pudieran dar muerte al venado; encontré a mi regreso una cabeza humana, sangrante y sucia, cuyos ojos entreabiertos miraban al cielo y cuyos labios parecían sonreír de un modo infernal a lo que con mi pensamiento interrogué por su desdicha, quién le dio muerte le pregunté, y cuál no sería mi asombro cuando oí su respuesta: la boca.

Se hizo un breve silencio, interrumpido de nuevo por su voz. Os he contado todo de la alta roca a la profunda cañada. La noticia corrió por el pueblo, nadie podía creer en la historia del joven cazador, pero todos acudieron con él al lugar del suceso. Luego que hubieron llegado al sitio donde se encontraba la cabeza del hombre degollado, el cazador se aproxima a ella y le hace la misma pregunta: quién mató a la cabeza, después de esta pregunta no se oyó ni el zumbido de una mosca. Los pobladores furiosos por la mentira que les había dicho aquel joven cazador lo inculparon y le dieron sentencia de muerte.

Nota: en este Ifá se tiene que tener un Osain. Hay que cumplir con los muertos. Hay que hacerle una misa a los mayores muertos. Si se tiene una cazuela hay que atenderla pues está reclamando comida. La persona que se mira tiene por costumbre hablar demasiado.

3.- Oluwo bomo cambió las cabezas de las gentes.

Rezo: oladofun Oluwo bomo she kete she kete Oluwo oloferi modun erini Odi kereshe igui obashe kioni adifafun onye akoka eyele ideba idishe ireleshe adifafun oloshe Olofin elelu iya ilori obini sishe irleshe iguibashe igbin ñami adifafun amatoto olofarinu Oggún eyele lebo eure lebo.

Ebbo: eure meyi, eyele meyi, ekru, olele, akara, $10.80.

Patakín:

Oluwo bomo shekete awo era un babalawo que lo mandaron a dirigir la tierra elulu iya ilori, porque había muerto Amafofo, que era el oba de esas tierras, ese awo tenía Odishe y él conocía hechicería de Osain para adueñarse del cerebro de las personas. Entonces él comenzó a coger el cerebro de las gentes de aquella tierra para su beneficio a través de Osain, entonces él los almacenaba al pie de una mata de atori, pero él los ponía juntos sin diferenciarlos.

Un día llegó a esa tierra Onye awo que era un mensajero de Olofin y cuando vio cómo estaban las gentes de aquellas tierras, él se miró y se vio este Ifá, donde él se hizo ebbo, le dio una eure a su Ifá y fue donde Olofin, contándole lo que pasaba en esas tierras elulu iya lori por virtud de Oluwo bomo shekete awo con el poder de Osain donde Olofin mandó a Obatalá que fuera a esa tierra a ver qué pasaba con Oluwo shekete awo.

Al enterarse awo, se apresuró a darle a cada uno su cerebro para quedar bien ante Olofin, pero como él los tenía amontonados sin diferenciarlos, empezó a poner los cerebros de unos a otros, los de las mujeres a los hombres, los de los niños a los viejos y así cuando llegó Obatalá tuvo que obori eleda a cada uno para que volviera a la normalidad. Hubo que quitarle el mando de aquella tierra a Odi She por haber dislocado el cerebro de las gentes.

Contenido relacionados

  • odi she
  • odi sh
  • signos de iroso che
  • oddi she
  • signo 75santeria
  • signo odi she