Oyekun Batrupon – Oyekun Otrupon – Oyekun Trupon

By Orula
In Oyekun
Aug 21st, 2014
3 Comments
12059 Views

Signo de Ifá Oyekun Batrupon Otrupon
Tratado enciclopédico de Ifá
Oyekun Batrupon
Oyekun Otrupon
Oyekun Trupon
+
0 0
0 0
I 0
0 0
Rezo: Oyekun Batrupon Ifá ni unlosile ilare lokin ilare obini pami kaferefún Orunmila obarabaniregun Olofin.
En este signo de Ifá Oyekun Batrupon nace:
1.- La fiebre amarilla.
2.- Aquí se padece del estómago, de sofocación y no puede incomodarse.
3.- Donde se cocinó por primera vez en parrilla.
Descripción del signo de Ifá Oyekun Batrupon.
Ifá de afeminado. No robe porque lo van a descubrir. No coma carne de puerco.
Un familiar le va a robar un santo. No ingiera bebidas alcohólicas. Si cría puercos no puede matarlos, ni venderlos. Cuando muera, haga ebbo con él. Usted vino a saber cómo anda su casa.
No coma maíz, y modere su genio. En este Ifá la muerte es segura. Aquí es donde se cocinó por primera vez en parrilla. Habla la tortura del fuego.
Aquí el cerdo salvó a la humanidad de la muerte cuando Ikú salió a otoku a todos los seres vivientes, por eso Olofin la maldijo a no volver a hablar.
Se le da cerdo a la sombra.
No se puede comer carne de cerdo. Hay que criar un cerdito pero no se puede matar, vender ni regalar. Cuando se muera se hace ebbo con su leri. Ifá se va de viaje. Marca padecimiento del vientre. Kaferefún Eshu, Orunmila, Oggún ati yalorde.
El matrimonio se puede desbaratar por celos y chismes. El novio desea comer adelantado. Cuidado no pierdas.
Hay que cuidarse el cerebro porque en la familia hay quien está loco o murió loco.
La persona nació porque rogaron mucho y está aquí por un milagro que le concedió el santo. Ponerse rápido el collar de Orunmila y el idefa. No ingiera bebidas alcohólicas. El awo no se ocupa de Ifá y por eso nadie lo conoce como awo este Ifá.
Habla de la destrucción de las tierras carabalí y lucumí.
Se padece de sofocación y no se puede incomodar. Ifá de desconsideración. No se puede padecer de parálisis intestinal cuidado con afeminados, no lo confundan con los mismos.
Hay quien habla lo que usted habla para luego contarlo a su manera.
Usted tendrá un cargo de importancia.
Elegba del signo de Ifá Oyekun Batrupon:
Eshu marimaye:
Se monta en una ota de cantera que se le talla la leri. Se adorna con diez caracoles en el cuello y 21 en la base. Se le ponen 3 caracoles en la frente y ojos, boca y orejas de caracoles. Lleva su cuchilla con su correspondiente juju y cuentas de Orunmila.
Después de tallado y antes de cargarlo se le da un ekute (ratón) en el monte. El ara del ekute se hace iye y se
liga con iye de leri de ayapa, de leri de pájaros judíos, de gunugun, palo vencedor, palo diablo, palo bobo, 21
hierbas de Elegbara, eru, obi kola, obi motiwao, Osun, azogue, eku eya, epo, ori, oti kana, oñi, 21 atare, oguma,
azufre.
Ewe del signo de Ifá Oyekun Batrupon: melón y cerezo.
Obras de signo de Ifá Oyekun Batrupon.
Ebbo: akuko, eyele, ayapa, okan awo, gbogbo ewe, eran elede, una elede, una ota, un ada, asho ara, atitan ile, juju alakaso, opolopo owo.
Distribución: el akuko para Shangó, la eyele para Oggún, la ayapa para Osain.
Nota: en este signo de Ifá Oyekun Batrupon Otrupon se carga un aboran de Osain con eggun filani y okokan de gunugu; palo cuaba (negra), leri ekutele, azufre, carbón de piedra, pierde rumbo, ota keke de Shangó, elenu y oju de akuko de Shangó, asho ero, obi kola, obi motiwao. Come eyele con Osain en el joro joro de shilekun y se entierra, esto es para evitar el ogu.
Ebbo: ewe de cerezo, ade, ada, atitan ile, una silla, eku, eya, epo, un akuko para Elegba.
Ebbo: akuko, adie, asho fun fun, gbogbo tenuyen, ishu mefa, opolopo owo.
Ebbo para que una herencia aparezca: eyele mefa, eko, obi.
Ebbo para la fiebre: tres akuko, 3 toleticos que se queman y se apagan en una vasija con agua. Se apaga un hierro en la misma forma, pero que esta tenga punta y se raspa el hierro en el ebbo. Esa agua es la que usted Se toma. El hierro y los toleticos van en el ebbo.
Ebbo: seis eko, 3 flechas, comida atrasada y parrilla, $6.30.
Rezos y suyeres del signo de Ifá Oyekun Batrupon.
Rezo: adifafun Shangó oba salamano inle Oggún opa eni belebele beke ile iku mawani awo asare awo filani Osain odara awo ilekun, awo filani Osain odara awo ilekun, awo filani koke unsoronititoni soro eggun, lodafun
Obatalá.
Rezo: ifani un losine ilare yekun yaredo pami meferefún Olofin y Orunmila obarabo niregun.
Rezo: Ifá ilare, okun unye kubaona akashe eko obi meta intogun umbawa otuka oluo akopola.
Dice Ifá en este signo Oyekun Batrupon.
Que esta persona padece de sofocaciones, no puede incomodarse (apetevi). Que usted piensa ir a un lugar, lo
van a botar de allí. Usted está pasando necesidades. Todo su mal está en la barriga. Orunmila lo persigue. Tenga
cuidado con los malos consejos. Usted habló figurándose que nadie lo oía y una cosa estaba escondida y oyéndolo, eso va a hablar, creyéndose que le va a hacer daño, pero no se lo van a hacer. Ebbo: akuko, todo lo que se come. Usted viene a ver su casa a ver si le han hecho algo, porque se halla mal, se siente enfermo, el
cuerpo caliente cuando va llegando la noche, eso es fiebre lo que le da. No coma comida atrasada.
Si es awo nadie lo considera, que se mude de donde vive, porque dice Oggún que le va a desbaratar la casa.
Si es mujer, está embarazada. Que la mujer y el hombre tienen que buscar otra compañera(o) para que lo ayude. El punto donde van a ir, le conviene, pero antes tiene que hacer ebbo: abeboadie meyi, akara, 4 ñames. Explicarlo vale 55 centavos. Adeshina. A usted le viene una herencia, pero si usted habla mal Oggún se lo desbarata todo y hay muerte. No le niegue a nadie la comida.
Habla de mujer embarazada hija de Orunmila que tiene muchos enemigos, pero Oggún le está abriendo la sepultura a todos.
Refranes del signo de Ifá Oyekun Batrupon:
1.- Por los malos consejos se hunde un pueblo.
2.- Si los de su casa no lo consideran, sus vecinos mucho menos.
3.- Cosas porfiadas, cosas perdidas.
4.- Libre de culpas y penas.
Relación de historias o patakín del signo de Ifá Oyekun Batrupon.
1.- La guerra de las cazuelas.
Rezo: adifafun Shangó oba salamano inle Oggún opa eni belebele beke ile iku mawani awo asare awo filani
Osain odara awo ilekun, awo filani Osain odara awo ilekun, awo filani koke unsoronititoni soro eggun, lodafun Obatalá.
Ebbo: akuko, eyele, ayapa, okan awo, gbogbo ewe, eran elede, una elede, una ota, un ada, asho ara, atitan ile, juju alakaso, opolopo owo.
Distribución: el akuko para Shangó, la eyele para Oggún, la ayapa para Osain.
Nota: en este Ifá se carga un aboran de Osain con eggun filani y okokan de gunugu, palo cuaba (negra), leri ekutele, azufre, carbon de piedra, pierde rumbo, ota keke de Shangó, elenu y oju de akuko de Shangó, asho ero, obi kola, obi motiwao. Come eyele con Osain en el joro joro de shilekun y se entierra, esto es para evitar el ogu.
Patakín:
Existía una tierra que los bafiate (congos) llamaban salanane, donde sus habitantes la mayor parte del tiempo se la pasaban en revoluciones (eyo) con otros pueblos y entre ellos mismos, por la codicia del poder.
Se valían de todo tipo de hechicerías, a la vez ellos mismos no adelantaban en la vida, pues vivían en un
atraso general, por las distintas luchas hubo muchas pérdidas de vidas, a las cuales no se les daba sepultura, trayendo esto una gran epidemia, llegando hasta otros pueblos colindantes entre ellos al pueblo de los congos.
Esta era la tierra Iyobu, donde hubo de quejarse al gobernador de uno de los grupos en contienda, pero como estos presumían de guapetones y de brujos, no le hicieron caso, sino por el contrario, le declararon la guerra al pueblo Iyobu.
El jefe de los Iyobu, mandó un emisario, que se llamaba Osain, este siempre estaba acompañado de un chinito,
que cuidaba la puerta de la casa del jefe. Osain fue a casa de awo y este le dijo que tenía que hacer ebbo para terminar con tanta hechicería y poner término a la guerra y que pusiera el ebbo al pie de una loma, y Osain así lo hizo.
El mandadero cuando bajó la loma vio el gran ebbo que estaba allí y llamo a Shangó, pero quien bajó de la
loma fue Obatalá quien les dijo que buscaran a Oggún y que avisara a los bafiates que terminaran la lucha, que
Shangó sería quien gobernaría aquella tierra y que todos los habitantes allí limpiaran sus casas con lo que Orunmila indicara.
Cuando Shangó dijo esto a Oggún, este fue diciéndole a los congos que él se marchaba de allí a otras tierras y
a la vez que dejaran un poco la hechicería, para evitar males peores, ellos no le hicieron caso a Oggún.
Una noche paso por allí Osain y sintió un fuerte olor a carbón de piedra y azufre quemado, junto con un murmullo de personas. Al acercarse a la puerta, como estaba oscuro, Osain metió el pie en el hueco que
estaba en la puerta y pisó al chinito que se encontraba allí escondido, este dio un grito y Osain cargó con él
para seguir camino y las gente que se encontraba allí, cerraron las puertas diciendo que era el grito de un
eggun, por lo que ellos acordaron terminar la lucha y vivir en paz, terminándose a la vez las epidemias.
2.- Libre de culpas y penas.
Ebbo: akuko, adie, asho fun fun, gbogbo tenuyen, ishu mefa, opolopo owo.
Patakín:
En este camino cierta vez Olofin iba a hacer un reparto entre las personas necesitadas e hizo un bando para que
las gentes se presentaran limpios de culpas y penas.
Entre los pobres de aquel lugar había uno que estaba en peores condiciones que los demás, pues pasaba mucha
hambre y muchas necesidades, por este motivo fue por lo que pidió primero lo que necesitaba y fue a casa de
Orunmila para que le hiciera ebbo para ver si salía bien de sus males. Orunmila le hizo ebbo, la canasta se la mandó a poner a omu oke y que supiera que Olofin lo salvaría, pero cuando Olofin diera el mandato no se parara en ningún lugar ni entrara en ninguna casa porque todo lo perdería.
El hombre al regresar, como tenía hambre, robó en una casa y como los dueños lo siguieron detrás, tuvo que
dejar la canasta y todo lo perdió.
3.- Los tres deseos del herrero.
Ebbo: ewe de cerezo, ade, ada, atitan ile, una silla, eku, eya, epo, un akuko para Elegba.
Patakín:
En este camino había un herrero que atravesaba una mala situación, por lo que constantemente imploraba a
Olofin. Este oyó su ruego y envío a Elegba para concederle tres virtudes al herrero.
Elegba le dijo al herrero: “he venido por mandato de Olofin para concederte tres virtudes”. El herrero quedó
inmóvil, y su primera petición fue que en la mata de cerezo que había en su patio toda persona que subiera a
ella, no pudiera bajarse sin su consentimiento. La segunda que todo el que entrara en su casa sin su autorización no pudiera salir y la tercera que todo el que se sentara en su mesa o silla que no pudiera salir ni levantarse de ella sin su consentimiento.
Elegba se quedó perplejo, ya que todo eso le pareció sin lógica alguna, pero dijo: to iban eshu.
Pasaron los días, y sucedió que el hijo del rey entró en la casa del herrero y como muchacho al fin, le
llamaron la atención los cerezos y se subió en la mata. Pasaron las horas y el rey notando la ausencia del hijo
se puso intranquilo y mandó su sequito a la casa del herrero, pero como el sequito entró sin contar con el
herrero, no pudo salir.
El rey, desesperado por el hijo y por su sequito que no regresaba, decidió ir personalmente a casa del herrero,
donde entró sin su consentimiento, llamó al herrero y en lo que este venía, se sentó en la silla, donde ambos
se saludaron.
Que tiene mi hijo que no puede bajarse de esa mata, preguntó el rey, el herrero como hombre modesto contestó: querido rey, todo aquel que suba sin mi consentimiento no podrá bajarse del cerezo y por tal falta yo quiero que usted me de alguna tierras fértiles. El rey dijo, así será.
El rey preguntó: qué cosa es la que le sucede a mi sequito que no puede salir de su casa, pues verá, dijo
el herrero, toda persona que entre aquí sin mi autorización, no puede salir, y por tal motivo yo quiero una
fortuna, no como la de usted, pero respetada. El rey dijo así será.
El rey fue a levantarse para irse con su hijo y su sequito y no pudo levantarse, y dijo, ya usted está complacido con sus peticiones, ¿qué me ha hecho? El herrero contestó, usted está sentado en esa silla sin mi consentimiento y para que pueda levantarse de ahí yo quiero su corona y su gobierno, y del cielo se oyó una voz que dijo: “to iban eshu”.
4.- Cuando botaron a Orunmila del pueblo.
Patakín:
Orunmila salió rumbo a yareoko y por el camino se encontró con una mujer embarazada, ella lo saludó y le
dijo que tenía hambre y que andaba sin rumbo. Orunmila le contestó, sígueme y pronto llegaremos a yaeroko,
allí tenemos comida guardada y eko.
En el acto akapala, que estaba arriba de una mata se enteró de todo. Cuando akapala llegó allá, Orunmila iba
marcando rogación, la misma que estaba preparando, y akapala dijo que éste era un mentiroso y lo botaron del
pueblo.
Al salir del pueblo Orunmila se encontró con Oggún que iba para yaredo a llevar la guerra, cuando se enteró de
lo que sucedió, cambió de dirección y entró en yaeroko, matando a todo el que se encontró en su camino y haciendo grandes estragos en la ciudad.
A akapala, sus familiares los amarraron y se lo entregaron a Orunmila para que le sirviera de criado.
Nota: esta historia dice, cuidado con ir a un lugar del cual lo van a botar. Usted tiene una guerra por lo
que tiene que recibir Orunmila y los guerreros para que tenga seguridad. Usted anda sin rumbo, Orunmila lo orientará hasta su propio camino junto con Oggún.
5.- La guerra de la cabeza y el orificio.
Patakín:
Cierta vez ori olo era despreciado por todos y nadie lo consideraba, él decía que él era el oba y mandaba en
el cuerpo, y el orificio dijo que con todo eso él era el rey del cuerpo y que se lo probaría.
Ori olo se cerró, pasó un día, dos y la cabeza no sintió nada, al cuarto día, la cabeza se sintió algo pesada, pero el estómago y el intestino estaban incómodos. Al sexto día el ilu (el vientre) estaba inflamado, el hígado (odum) duro como un palo y ori empezó a sentirse muy mal.
Elugo (la fiebre) hizo su aparición, el purgante no se conocía en aquel entonces y la situación empeoró. Al décimo día porque todo funcionaba mal, la cabeza, los brazos, las piernas no podían moverse, lo que entraba
no salía. La cabeza no pudo levantarse de la estera para llevar al cuerpo, ella y todos los órganos tuvieron que rogarle al orificio que se abriera; él demostró que es muy importante aunque nadie lo considera allí donde está en la oscuridad, despreciado por todos.

Patakines de Oyekun Batrupon

*Oyekun Batrupon

Patakín:
Existía una tierra que los bafiate (congos) llamaban salanane, donde sus habitantes la mayor parte del tiempo se la pasaban en revoluciones (eyo) con otros pueblos y entre ellos mismos, por la codicia del poder.
Se valían de todo tipo de hechicerías, a la vez ellos mismos no adelantaban en la vida, pues vivían en un
atraso general, por las distintas luchas hubo muchas pérdidas de vidas, a las cuales no se les daba sepultura, trayendo esto una gran epidemia, llegando hasta otros pueblos colindantes entre ellos al pueblo de los congos.
Esta era la tierra Iyobu, donde hubo de quejarse al gobernador de uno de los grupos en contienda, pero como estos presumían de guapetones y de brujos, no le hicieron caso, sino por el contrario, le declararon la guerra al pueblo Iyobu.
El jefe de los Iyobu, mandó un emisario, que se llamaba Osain, este siempre estaba acompañado de un chinito,
que cuidaba la puerta de la casa del jefe. Osain fue a casa de awo y este le dijo que tenía que hacer ebbo para terminar con tanta hechicería y poner término a la guerra y que pusiera el ebbo al pie de una loma, y Osain así lo hizo.
El mandadero cuando bajó la loma vio el gran ebbo que estaba allí y llamo a Shangó, pero quien bajó de la
loma fue Obatalá quien les dijo que buscaran a Oggún y que avisara a los bafiates que terminaran la lucha, que
Shangó sería quien gobernaría aquella tierra y que todos los habitantes allí limpiaran sus casas con lo que Orunmila indicara.
Cuando Shangó dijo esto a Oggún, este fue diciéndole a los congos que él se marchaba de allí a otras tierras y
a la vez que dejaran un poco la hechicería, para evitar males peores, ellos no le hicieron caso a Oggún.
Una noche paso por allí Osain y sintió un fuerte olor a carbón de piedra y azufre quemado, junto con un murmullo de personas. Al acercarse a la puerta, como estaba oscuro, Osain metió el pie en el hueco que
estaba en la puerta y pisó al chinito que se encontraba allí escondido, este dio un grito y Osain cargó con él
para seguir camino y las gente que se encontraba allí, cerraron las puertas diciendo que era el grito de un
eggun, por lo que ellos acordaron terminar la lucha y vivir en paz, terminándose a la vez las epidemias.
*******

*Oyekun Batrupon

Patakín:
En este camino cierta vez Olofin iba a hacer un reparto entre las personas necesitadas e hizo un bando para que
las gentes se presentaran limpios de culpas y penas.
Entre los pobres de aquel lugar había uno que estaba en peores condiciones que los demás, pues pasaba mucha
hambre y muchas necesidades, por este motivo fue por lo que pidió primero lo que necesitaba y fue a casa de
Orunmila para que le hiciera ebbo para ver si salía bien de sus males. Orunmila le hizo ebbo, la canasta se la mandó a poner a omu oke y que supiera que Olofin lo salvaría, pero cuando Olofin diera el mandato no se parara en ningún lugar ni entrara en ninguna casa porque todo lo perdería.
El hombre al regresar, como tenía hambre, robó en una casa y como los dueños lo siguieron detrás, tuvo que
dejar la canasta y todo lo perdió.
*******

*Oyekun Batrupon

Patakín:
En este camino había un herrero que atravesaba una mala situación, por lo que constantemente imploraba a
Olofin. Este oyó su ruego y envío a Elegba para concederle tres virtudes al herrero.
Elegba le dijo al herrero: “he venido por mandato de Olofin para concederte tres virtudes”. El herrero quedó
inmóvil, y su primera petición fue que en la mata de cerezo que había en su patio toda persona que subiera a
ella, no pudiera bajarse sin su consentimiento. La segunda que todo el que entrara en su casa sin su autorización no pudiera salir y la tercera que todo el que se sentara en su mesa o silla que no pudiera salir ni levantarse de ella sin su consentimiento.
Elegba se quedó perplejo, ya que todo eso le pareció sin lógica alguna, pero dijo: to iban eshu.
Pasaron los días, y sucedió que el hijo del rey entró en la casa del herrero y como muchacho al fin, le
llamaron la atención los cerezos y se subió en la mata. Pasaron las horas y el rey notando la ausencia del hijo
se puso intranquilo y mandó su sequito a la casa del herrero, pero como el sequito entró sin contar con el
herrero, no pudo salir.
El rey, desesperado por el hijo y por su sequito que no regresaba, decidió ir personalmente a casa del herrero,
donde entró sin su consentimiento, llamó al herrero y en lo que este venía, se sentó en la silla, donde ambos
se saludaron.
Que tiene mi hijo que no puede bajarse de esa mata, preguntó el rey, el herrero como hombre modesto contestó: querido rey, todo aquel que suba sin mi consentimiento no podrá bajarse del cerezo y por tal falta yo quiero que usted me de alguna tierras fértiles. El rey dijo, así será.
El rey preguntó: qué cosa es la que le sucede a mi sequito que no puede salir de su casa, pues verá, dijo
el herrero, toda persona que entre aquí sin mi autorización, no puede salir, y por tal motivo yo quiero una
fortuna, no como la de usted, pero respetada. El rey dijo así será.
El rey fue a levantarse para irse con su hijo y su sequito y no pudo levantarse, y dijo, ya usted está complacido con sus peticiones, ¿qué me ha hecho? El herrero contestó, usted está sentado en esa silla sin mi consentimiento y para que pueda levantarse de ahí yo quiero su corona y su gobierno, y del cielo se oyó una voz que dijo: “to iban eshu”.
*******

*Oyekun Batrupon

Patakín:
Orunmila salió rumbo a yareoko y por el camino se encontró con una mujer embarazada, ella lo saludó y le
dijo que tenía hambre y que andaba sin rumbo. Orunmila le contestó, sígueme y pronto llegaremos a yaeroko,
allí tenemos comida guardada y eko.
En el acto akapala, que estaba arriba de una mata se enteró de todo. Cuando akapala llegó allá, Orunmila iba
marcando rogación, la misma que estaba preparando, y akapala dijo que éste era un mentiroso y lo botaron del
pueblo.
Al salir del pueblo Orunmila se encontró con Oggún que iba para yaredo a llevar la guerra, cuando se enteró de
lo que sucedió, cambió de dirección y entró en yaeroko, matando a todo el que se encontró en su camino y haciendo grandes estragos en la ciudad.
A akapala, sus familiares los amarraron y se lo entregaron a Orunmila para que le sirviera de criado.
Nota: esta historia dice, cuidado con ir a un lugar del cual lo van a botar. Usted tiene una guerra por lo
que tiene que recibir Orunmila y los guerreros para que tenga seguridad. Usted anda sin rumbo, Orunmila lo orientará hasta su propio camino junto con Oggún.
*******

*Oyekun Batrupon

Patakín:
Cierta vez ori olo era despreciado por todos y nadie lo consideraba, él decía que él era el oba y mandaba en
el cuerpo, y el orificio dijo que con todo eso él era el rey del cuerpo y que se lo probaría.
Ori olo se cerró, pasó un día, dos y la cabeza no sintió nada, al cuarto día, la cabeza se sintió algo pesada, pero el estómago y el intestino estaban incómodos. Al sexto día el ilu (el vientre) estaba inflamado, el hígado (odum) duro como un palo y ori empezó a sentirse muy mal.
Elugo (la fiebre) hizo su aparición, el purgante no se conocía en aquel entonces y la situación empeoró. Al décimo día porque todo funcionaba mal, la cabeza, los brazos, las piernas no podían moverse, lo que entraba
no salía. La cabeza no pudo levantarse de la estera para llevar al cuerpo, ella y todos los órganos tuvieron que rogarle al orificio que se abriera; él demostró que es muy importante aunque nadie lo considera allí donde está en la oscuridad, despreciado por todos.
*******

Ebboses de Oyekun Batrupon

* Ebbo: akuko, eyele, ayapa, okan awo, gbogbo ewe, eran elede, una elede, una ota, un ada, asho ara, atitan ile, juju alakaso, opolopo owo.
Distribución: el akuko para Shangó, la eyele para Oggún, la ayapa para Osain.

Nota: en este signo de Ifá Oyekun Batrupon Otrupon se carga un aboran de Osain con eggun filani y okokan de gunugu; palo cuaba (negra), leri ekutele, azufre, carbón de piedra, pierde rumbo, ota keke de Shangó, elenu y oju de akuko de Shangó, asho ero, obi kola, obi motiwao. Come eyele con Osain en el joro joro de shilekun y se entierra, esto es para evitar el ogu.
*******

* Ebbo: ewe de cerezo, ade, ada, atitan ile, una silla, eku, eya, epo, un akuko para Elegba.
*******

* Ebbo: akuko, adie, asho fun fun, gbogbo tenuyen, ishu mefa, opolopo owo.
*******

* Ebbo para que una herencia aparezca: eyele mefa, eko, obi.
*******

* Ebbo para la fiebre: tres akuko, 3 toleticos que se queman y se apagan en una vasija con agua. Se apaga un hierro en la misma forma, pero que esta tenga punta y se raspa el hierro en el ebbo. Esa agua es la que usted Se toma. El hierro y los toleticos van en el ebbo.
*******

* Ebbo: seis eko, 3 flechas, comida atrasada y parrilla, $6.30.
*******

* Ebbo: akuko, eyele, ayapa, okan awo, gbogbo ewe, eran elede, una elede, una ota, un ada, asho ara, atitan ile, juju alakaso, opolopo owo.
Distribución: el akuko para Shangó, la eyele para Oggún, la ayapa para Osain.
Nota: en este Ifá se carga un aboran de Osain con eggun filani y okokan de gunugu, palo cuaba (negra), leri ekutele, azufre, carbon de piedra, pierde rumbo, ota keke de Shangó, elenu y oju de akuko de Shangó, asho ero, obi kola, obi motiwao. Come eyele con Osain en el joro joro de shilekun y se entierra, esto es para evitar el ogu.
*******

* Ebbo: akuko, adie, asho fun fun, gbogbo tenuyen, ishu mefa, opolopo owo
*******

* Ebbo: ewe de cerezo, ade, ada, atitan ile, una silla, eku, eya, epo, un akuko para Elegba.
*******

Rezos y Suyeres de Oyekun Batrupon

*Rezo: adifafun Shangó oba salamano inle Oggún opa eni belebele beke ile iku mawani awo asare awo filani Osain odara awo ilekun, awo filani Osain odara awo ilekun, awo filani koke unsoronititoni soro eggun, lodafun
Obatalá.
*******

*Rezo: ifani un losine ilare yekun yaredo pami meferefún Olofin y Orunmila obarabo niregun.
*******

*Rezo: Ifá ilare, okun unye kubaona akashe eko obi meta intogun umbawa otuka oluo akopola
*******

*Rezo: adifafun Shangó oba salamano inle Oggún opa eni belebele beke ile iku mawani awo asare awo filani
Osain odara awo ilekun, awo filani Osain odara awo ilekun, awo filani koke unsoronititoni soro eggun, lodafun Obatalá.
*******

Contenido relacionados

  • oyekun batrupon
  • el signo de otrupon yekun

3 Responses to “Oyekun Batrupon – Oyekun Otrupon – Oyekun Trupon”

  1. Hilda A Martinez dice:

    Wow! Que cosa tan linda estos patakies. Me encanta su pagina, me encantan sus patakies, y en general todo LO que publican…Ashe y bendiciones…..

  2. alexander berbessi dice:

    Podrían publicar por favor lo concerniente a obara kasika?

    Gracias

  3. Darwin gimenez dice:

    Buenas yo tengo ese signo oykun batrupo en mi mano de orula y mi angel de la guarda me salio obbatala que me dice de eso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook comments: