Oyekun Berdura – kuOyen Fun – Oyekun Ofun

Aug 3rd, 2018

Tratado enciclopédico de Ifá

Oyekun Berdura

kuOyen Fun

Oyekun Ofun

+
0 0
I 0
0 0
I 0

Rezo: Oyekun Berdura mafun aba baraba mafun aba ofun mayekun fun yanzan lele berele fogueremalele Oyekun Fun mafun yeku berere ori Oshún meriyeye molala lala yeri yalorde moriyeyee lele Oshún bebere okana yelegue yelele Oyekun Fun yeyebi Oyá oma yire awo badawa. Awo oba eri Ifá kaferefun leri Ifá kaferefún Elegbara.

En este oddun nace:

1.- La transformación de la tierra y la transformación del Elegba.
2.- Eshu Larufa, hijo de Inlé y de Ikú.

Descripción del oddun.

Aquí nació Eshu Larufa, hijo de Inlé y de Ikú. Nació la transfiguración de la tierra y de Elegbara. Aquí Eshu Larufa con la ayuda de Oyá, se hizo grande en la tierra. Aquí fue donde Shangó le dio el poder del reino, a Orunmila.

Los jimaguas traen suerte de dinero y salud. No se come abo. Se le da de comer a la laguna. Ifá de las lagunas. Se le zafa el cuerpo a los muertos. Aquí fue donde Oshún compró criados. Marca una muerte de repente.

El viejo y el caballo. No se monta a caballo porque si estropea a un viejo, es señal de su muerte. No se cruza por placeres o maniguas para que no recoja lo malo. En un güiro se pone un pedazo de ratón y se le pone a Elegbara y con eso se consigue mujeres. Se toma cristal de tuna y sábila.

Cuando se ve este Ifá, ese día se le pone a Orunmila 5 akara bibo con eku y eya y cinco centavos, y ese mismo día se lleva a ile yewa (al cementerio). El awo se limpia con un bofe de res, se le ata una cinta morada y se cuelga en una mata.

Si es mujer: se tiene que casar con Orunmila y de ser posible vivir con un awo para que pueda ser feliz y viva contenta. Pues aunque tenga muchos enamorados no va a querer a ninguno hasta que no encuentre un awo. Cuidado con su marido que la puede sorprender. Para dormir hay que usar un eruke de Oyá para espantar a la muerte. Vestirse de blanco y recibir a Elegbara y a Ifá.

Ewe del signo: ojo de ratón, albahaca morada y fina.

Eshu del signo: Eshu Larufa.

Eshu Larufa: este Elegbara es omo de Ikú y de Inlé. Es un muñeco de dos cuerpo pegados por la espalda, uno es masculino y el otro femenino con sus senos y partes genitales bien definidas, éste muñeco se siembra en una ikeko tipo freidera donde va su secreto. Las dos leri se barrerán para cargarlas con: obi motiwao, eru, obi, kola, osun, tierra del cementerio, tierra de lo alto de una loma, añari odo, ileke de gbogbo osha ewe eran (pata de gallina), ewe karoddo (canutillo), ewe gbure (levantate), iyefa de oyekun bodura rezado, ero, plata, cobre, coral, ámbar, azabache, tierra de la tumba de un omokekere.

Después de cargado se lava con omiero de Elegbara, se lleva con la ikoko al pie de una loma, con 4 pedazos de coco que se le ponen a cada pedazo 4 atare y una ota de la base de la loma (son 4 ota en total). Dentro de la ikoko se ponen los 4 pedazos de coco con sus atare y sus ota y se procede a sacrificarle la adie dun dun cantando: “Eshu larufa omo leri awa ori awa Ikú Eshu Larufa leri oba Ikú”.

Obras de Oyekun Fun.

Ebbo: abo, akuko meta, eku, eya, fila pupua, epo, owo lamefa otun owo lamefa, osi, oti, ori.

Ebbo: un abo, 3 akuko, 3 malaguidi, un capirucho rojo, eku, eya, awado, opolopo owo.
Ebbo: se le da por el día un okute a Elegba, un akuko, adie meyi, eyele meyi fun fun, eku, eya, el trapo con sangre y el género nuevo, owo la meni, $4.20.

Ebbo: abo, la tela nueva, un akuko, $8.40.

Ebbo: un akuko, una leri de fango y otra de madera, ilu, un ada, ero, obi, osun, kola, eku, eya, awado, asho de 4 colores.

Ebbo: akuko, adie, akara mesan, erelu marun, oñigan, obi, ishu, gbogbo ileke, ado meta, itana meta, eku, eya, epo, opolopo owo.

Ebbo: osiadie meta, ewefa, gbogbo ewe, malaguidi, obi, itana, eku, eya, epo, awado, opolopo owo.

Distribución: un osiadie con sus ingredientes para Elegba, un osiadie con sus ingredientes para oku, un osiadie con sus ingredientes para paraldo.

Ebbo: osiadie a Eshu, abeboadie meyi, eyele meyi, eruko, oñi.

Rezos y suyeres.

Rezo: Oyekun Fun igui awo ile ado iro awo ikauro akoshamaba a ofe ibuni ile oyo Shangó ibauro adifafun Olofin umbina unlo ara omode lombo ada adie ibun efun ebeyi oro awo lombo eku, eya, epo, eko, owo lamefa, otun, osi.

Rezo: Oyekun Fun Oyekun bodura Ifá kueriano odafun Orunla Olokun.

Rezo: bebe awo afiboya logue nitoshe toshishe baleri yagun yagunandifayese kanfun shishi loran omo tintun maferefún Oggún maferefún arrikue owa shurikui un shola koko arayo ala kaakola aguere alara unfun beroyano andifa foyo labebe afun muaa olade yomofun meni eyele adifafun osun ronloro intori ofo.

Rezo: kuku adifafun ayo oku tinshoma Oloddumare akuko lebo Ifá de arogio.

Rezo: mafun awo babagua mafun awo ofun yanza lele berele faguere malele Oyekun Fun mafun yeku berere eri Oshún mori yeyeo malebe lalayeni yalode mori yeyeo abejena lele Oshún bibere okana yelegue yelele Oyekun Fun Eshu larufa oba yebe Ikú, Ikú olorin, awo dagua ni Oshún yeyebi Oyá omayire awo malagua awo oba eri Ifá kaferefún leri Ifá kaferefún Elegba.

Rezo: Eshu owerewi unshole kokaroyo alaga orokonla awere aloun ofun rere yaru adifayoko oyetourere ofin.

Suyere: ofun mini aldeyano (2 veces) adifafun osun Olorun (2 veces).

Dice Ifá.

Que usted no vaya a ver enfermos ni a velorios. En su casa hay una mujer embarazada que tiene un género y unos trapos con sangre dentro de una canasta, tiene que traerlos para hacerle rogación para cuando vaya a dar a luz, el médico no tenga que hacerle operación y tener que sacarle la criatura, que ya está muerta y puede morirse ella también. Usted tiene una hija que tendrá que casarla con un babalawo, ella tiene cuatro enamorados y no ha aceptado a ninguno, hasta que se encuentre un babalawo.

Usted ha de recibir la noticia de un muerto de repente. A usted le han de avisar de un enfermo grave, no vaya a verlo porque puede haber un cambio de cabeza. El padre de la criatura que está amarrada en la barriga ya es muerto. Tenga cuidado con su marido que la puede pescar. Ud. ha de tener un trato con otra persona de posibilidad.

Usted tiene un caballo y para que éste no vaya a estropearlo a usted o a otra persona, el caballo en el ebbo. No coma carnero. Ud. se ha de encontrar con una mujer que tiene posibilidad de vivir, la del dinero del ebbo se le pone delante a Eshu. Dentro de tres días va a llover, no se moje, porque se puede picar. No pase por placeres porque le puede dar un aire.

Refranes:

1.- Enfermo que no se muere y sano que se muere.
2.- No deje lo seguro por lo inseguro.
3.- El aviso dado por un menor a veces es tomado como recurso desesperado.
4.- Cuando el oti se derrama entonces es que uno advierte donde debía tenerlo.

Relación de historias o patakines de Oyekun Fun.

1.- Shangó entrega el gobierno de su pueblo a Orunmila.

Rezo: Oyekun Fun igui awo ile ado iro awo ikauro akoshamaba a ofe ibuni ile oyo Shangó ibauro adifafun Olofin umbina unlo ara omode lombo ada adie ibun efun ebeyi oro awo lombo eku, eya, epo, eko, owo lamefa, otun, osi.

Ebbo: abo, akuko meta, eku, eya, fila pupua, epo, owo lamefa, ofun, osi, oti, ori.

Ebbo: un abo, 3 akuko, 3 malaguidi, un capirucho rojo, eku, eya, awado, opolopo owo.

Patakín:

En este camino, Orunmila iba para el pueblo de oye, pero en el camino vio a unos viajeros que iban en la misma dirección que él, donde Orunmila retrasó el paso dando tiempo así, para que ellos fueran delante de él. Cuando los viajeros llegaron a la entrada del pueblo, se oyó el ruido del trueno y el resplandor de un rayo, y los viajeros que iban delante de Orunmila, a cierta distancia, viraron asustados. Cuando Orunmila los vio tan asustados, les preguntó el motivo de la alarma, entonces ellos le contaron lo sucedido. Orunmila les contestó: “eso les ha pasado porque ustedes no hicieron ebbo”; donde ellos le pidieron a Orunmila que se los hiciera. Entonces Orunmila les marcó ebbo.

Después fueron a un pueblo por donde ya habían pasado, compraron todos los ingredientes del ebbo y al pie de kukute (la obscuridad), Orunmila les hizo ebbo. Salieron al camino todos juntos, al llegar a la entrada del pueblo, le preguntaron tres muchachos; ustedes van para nuestra casa. Ellos no sabían qué contestar, entonces los muchachos dijeron vamos, que los llevaremos a casa del rey, que era Shangó. A la llegada del grupo Shangó salió para ver quienes habían llegado, cuando vio a Orunmila se le acercó y se tiró en el suelo boca abajo y lo saludó, en eso empezó a llover y a caer rayos. Entonces Shangó le dijo a Orunmila: “yo me voy, te dejaré gobernando y esta gente que viene contigo serán tus sirvientes”.

Nota: por este camino hay que adorar a los jimaguas y a Eshu kaferefún Shangó.

2.- Esa mujer de posibilidades que necesitaba un babalawo.

Patakín:

Un día Oyekun Berdura salió a la calle y se encontró con Eshu. Éste lo saludó y le dijo, ¿qué me traes?, y sacó de dentro de un saco un pedazo de ratón y se lo dio a Eshu. Éste sacó edo y le puso ashé, y le dijo: “así como me diste ratón vas a tener trato con mujer de posibilidades”.

3.- El cambio de cabeza.

Ebbo: un akuko, una leri de fango y otra de madera, ilu, un ada, ero, obi, osun, kola, eku, eya, awado, asho de 4 colores.

Patakín:

En este camino, una vez Elegba llegó a una tierra y vio que allí los omo orishas les estaban sacando el ángel de la guarda a las gentes y como Elegba era babalawo, se lo fue a contar a Olofin, para darle las quejas de lo que estaban haciendo los omo orishas en contra de su disposición.

Cuando llegó al palacio, éste le dijo a Olofin; que los omo orishas estaban sacando el ángel de la guarda e inclusive estaban haciendo la matanza en la consagraciones, sin contar con Orunmila, al cual él había ordenado, para que hiciera estas cosas en las consagraciones de osha. Olofin mandó a buscar a Oggún y le dijo que le arrancara la cabeza a cada uno, y se las cambiara a unos con otros. Oggún agarró su machete y partió a cumplir el mandato de Olofin, y empezó a arrancar cabezas en una consagración de Osha que se estaba haciendo.

Cuando Oggún estaba haciendo esto, Orunmila se estaba haciendo osode y se vio este Ifá, donde le decía que se estaba haciendo cambio de cabeza. Orunmila salió enseguida para donde se estaba haciendo la consagración de Osha. Cuando llego allí, se encontró que ya Oggún había hecho su estrago y se dirigía hacia el último que quedaba que era el iyawó. Cuando Oggún le fue a arrancar la cabeza, Orunmila lo paró y le pidió clemencia para el iyawó, y le dijo a Oggún, que para que no le faltara a la palabra de Olofin, en su orden del cambio de cabeza, que le permitiera a él hacerle el cambio de cabeza en el tablero, al último que quedaba que era el iyawó. Al final Oggún dejó que Orunmila lo hiciera.

Así se hizo y cuando comparecieron ante Olofin, éste les preguntó que cómo era que el iyawó estaba aún con cabeza y Orunmila le contestó: que como él le había dado el ashé, para arreglar los asuntos en la tierra y no estaba enterado de nada, yo encontré que éste era el último que quedaba y quise salvarlo, para que la gente se entere de que usted me ha dado el ashé necesario para hasta hacer un cambio de cabeza. Olofin, convencido de lo que Orunmila le estaba diciendo, le dijo: “Orunmila, tú eres el que yo comisioné para arreglar las cosas en el mundo, si tu deseo ha sido el de salvar a este iyawó, yo te lo apruebo. To iban Eshu”.

Es por esta razón por lo que Orunmila es el único que puede sacar el ángel de la guarda y hacer la matanza en las consagraciones de Osha.

4.- Las cabezas de los ríos.

Patakín:

Al principio del mundo los ricos gobernaban por sí solos y antes todos hacían sus limpiezas y las cabezas y las demás menudencias las tiraban a una laguna que había en una ciudad. Al poco tiempo Eshu dijo que era necesario ver quién era el principal entre ellos. Fueron a casa de Orunmila e Ifá marcó hacia donde iban las cabezas y las menudencias esas eran al obe. Y desde entonces las lagunas son las cabezas de los ríos.

Nota: el ebbo a la laguna.

5.- La transformación de la tierra.

Rezo: mafun awo babagua mafun awo ofun yanza lele berele faguere malele Oyekun Fun mafun yeku berere eri Oshún mori yeyeo malebe lalayeni yalode mori yeyeo abejena lele Oshún bibere okana yelegue yelele Oyekun Fun Eshu larufa oba yebe Ikú, Ikú olorin, awo dagua ni Oshún yeyebi Oyá omayire awo malagua awo oba eri Ifá kaferefún leri Ifá kaferefún Elegba.

Ebbo: akuko, adie, akara mesan,0 erelu marun, oñigan, obi, ishu, gbogbo ileke, ado meta, itana meta, eku, eya, epo, opolopo owo.

Nota: en este camino nació la transformación de la tierra y del Elegba.

Patakín:

Eshu Larufa era hijo de Inlé y de Ikú, el veía las grandes virtudes que tenía Inlé, porque éste cuando iba a hablarle de Ikú se ponía a rezarle: “obara lele Ikú ofun mayekun fun aguaye berfun Ikú yeru okuada layebe Ikú mafun Ikú”. E Ikú se transformaba en una sombra que nadie veía y todo lo que encontraba en su camino se lo llevaba y llegaba donde estaba Inlé, Eshu Larufa que veía escondido estas cosas vivía muy disgustado porque él no tenía ningún poder para hacer las cosas que le hacía su Baba Ikú.

Cuando Ikú llegaba donde estaba Inlé y le cantaba, éste se transformaba, este era el canto de Ikú: “sugualeleye awa Ikú eggun sagualeleye adie Inlé awo Ikú eggun Eshu Larufa awa ni lorun”. Esto lo hacía Ikú con una adie en la mano, se ponía a bailar con Inlé creyendo que su hijo, Eshu Larufa, estaba dormido, pero no era así puesto que éste estaba despierto, observándolo todo y cuando Ikú iba a odubule, Inlé le ponía un obi haciendo las veces de almohada, para que descansara pues Ikú no duerme, solo descansa. Para Inlé, Ikú estaba dormido y Eshu Larufa decía: “tantas virtudes como tiene mi Baba y mi Iyare, y yo sin ninguna”. Eshu Larufa veía que cuando Ikú se iba a marchar le decía a Inlé; entierra esto, y le daba el obi; tu verás como también te vas a transformar en distintos colores, cada transformación tuya tendrá una virtud para el mundo. Ikú le dijo también: “tú nunca podrás decir nada de esto, ni siquiera a tu hijo”.

Eshu Larufa le pidió permiso un día para salir a pasear e Inlé se lo dio, y Eshu Larufa se fue a la tierra beele que era donde vivía Oyá. Llegó allí muy triste y preocupado y le contó a Oyá todo lo que sucedía. Ésta le dijo: yo te voy a bañar con un poco de hierbas, las cuales te servirán como estropajos; Oyá lo bañó con: ewe eran, ewe anati, chekere y ewe carodo, echando también en el baño, obi, kola y ero y mientras lo bañaba le cantaba: “Eshu Larufa omo leri awa Ikú obi leri, awo Ikú, Eshu Larufa omo leri oba Ikú”. Oyá le entregó un obi y un adie y le dijo: “cuando te vayas para tu casa sin que nadie te vea, le cambias a tu Baba la adie con la que el baila con tu mamá y también le cambias el obi que tu mamá le pone debajo de la leri para odubule, y en seguida me lo traes”.

Cuando Eshu Larufa regresó donde estaba Oyá, después de haber hecho los cambios ordenados por Oyá, ésta lo tuvo escondido durante tres días, al cabo de los cuales cogió la adie y le dio eyerbale a Eshu Larufa y comió ella también. Sacó el secreto del obi y se lo dio a Eshu Larufa y después le dijo: “ven conmigo” y salieron los dos para donde estaban Ikú e Inlé y cuando iban Ikú se puso a cantarle a Inlé y vio que éste se transformaba en dos figuras, una okuni y la otra mitad obini. Ikú se asustó y le dijo a Inlé, tú te has fijado en la transformación que tiene nuestro hijo Eshu Larufa. Oyá brincó y dio tres gritos y se tiraron Inlé e Ikú y Oyá les dijo: “a los hijos se les da la virtud para que puedan vivir y sean grandes y perdure el respeto de padre a hijo y tú Ikú tendrás que respetar a Eshu Larufa”. To iban Eshu.

Nota: así Eshu Larufa se hizo grande en la tierra. Elegba de este signo aparte.

6.- Awo erawo.
Ebbo: osiadie meta, ewefa, gbogbo ewe, malaguidi, obi, itana, eku, eya, epo, awado, opolopo owo.

Distribución: un osiadie con sus ingredientes para Elegba, un osiadie con sus ingredientes para Ikú, un osiadie con sus ingredientes para oparaldo.

Patakín:

En este camino Ikú estaba buscando a quién llevarse y por lo tanto buscaba a una persona a quién le hubiera llegado la hora. Ifá erawo que así se llamaba a quien buscaba Ikú por mandato de Olofin, estaba vestido con una capa negra, y así las cosas, este personaje se dirigió a la plaza.

La muerte que lo buscaba tenazmente, también se dirigió a la plaza y preguntó que quién se llamaba Ifá erawo, y este sin saber el peligro que corría contestó, yo soy y la muerte se le abalanzó. La gente empezó a huir y a gritar, pero Elegba que lo observaba todo dijo: deja a ese hombre que viva. En eso el hombre hecho a correr y llegó a un pueblo cercano. La muerte manifestó; no importa que huya, yo lo cogeré.

Al llegar al pueblo el hombre llegó a una casa apartada, toca a la puerta y al abrirle, Ifá erawo dice: por favor, denme un vaso de agua, vengo huyendo de la muerte y no quiero que me agarre. Me llamo Ifá erawo. Los inquilinos asustados, decidieron llevarlo a casa de Orunmila el cual vivía cerca de allí. Al examinarlo le salió este Ifá, donde Orunmila le hace la ceremonia indicada, lo manda a pelar a rape y le cambió el nombre y le dijo: “ahora te llamas Oyekun Berdura, todo esto te servirá de camuflaje para burlar a la muerte, pero es muy importante que no bebas bebidas alcohólicas y si las ingieres que sea con moderación, porque no puedes destacarte en los lugares que vayas”. Oyekun Berdura que era el nuevo nombre de Ifá erawo, salió de allí con más confianza; mientras que Ikú que seguía su incesante búsqueda, llegó a la misma casa donde anteriormente había estado Oyekun Berdura, donde pidió también un vaso de agua porque tenía sed. Ikú dijo que no temieran, que ella buscaba a un hombre con una capa negra que se llamaba Ifá erawo. Los inquilinos nada dijeron y la muerte se marchó para continuar su persecución, aunque más tarde se enteró del cambio de nombre de Ifá erawo por el de Oyekun Berdura.

Mientras esto sucedía, Oyekun Berdura se encontraba más confiado aún debido al cambio de su personalidad y vestimenta por lo que decidió darse unos tragos; pero sucede que en aquel poblado ese día se celebraba una gran fiesta a la que Oyekun Berdura decidió asistir, comenzando a ingerir bebidas alcohólicas en exceso, desobedeciendo a Orunmila. Oyekun Berdura comenzó a bailar en forma descompuesta por lo que la gente que allí se encontraba comenzó a hacerle coro para verlo mejor en sus vaivenes. Mientras esto ocurría en el baile, Ikú seguía en su búsqueda y ya cansado de tanto buscar y no dar con Ifá erawo se sintió desconsolado, donde hace un comentario para sí, ya que no ha podido cumplir con el mandato de Olofin en cuanto a su encargo, para no regresar con las manos vacías, decide darse una vuelta por el pueblo, encontrándose la fiesta. En eso encuentra al personaje pelado al coco y bailando solo, balanceándose, rodeado de un coro, decide acercarse y ver qué sucede en realidad, entonces decide llevarse a aquel pelado al rape, ya que no encontraba a Ifá erawo.